Zero Waste

Ojos que no ven, ¿corazón que no siente? No queremos ver la basura que generamos, escondiéndola en bolsas negras y olvidándola en contenedores oscuros, pero sigue ahí haciendo daño. ¿Imaginas reducir tanto tus residuos que cogieran en este bote de cristal?

Cuando recibo visita en Bélgica y ven las bolsas de basura en los portales de las casas a la espera de ser recogidos por el camión, suelen decirme: ¡qué feo!. Los residuos molestan: protestas por los contenedores llenos, inconfortabilidad con el olor que desprenden, enfados de familia por quién baja la basura, disgusto ante calles sucias,… Pero, ¿te has parado a pensar que la basura la generamos nosotros mismxs? Así que no está de más verla un poquito para concienciarnos y cambiar nuestros hábitos de consumo.

La mejor forma de ponerle remedio sería simplemente no generar residuos. El problema no es del sistema de reciclaje a medias, ni del ayuntamiento, ni siquiera de los productos sobreenvasados. Somos los responsables directos de la compra y producción de deshechos.

Yo creía ser una persona limpia hasta que conocí a Bea Jonhson, impulsora del Movimiento Zero Waste. Comparando mi basura con la ínfima cantidad de residuos que ella genera, soy definitivamente la suciedad personificada. Pero que no cunda el pánico, ¡estoy mejorando!

Puedes ver otro vídeo en español aquí.

Qué es Residuo Cero

Zero Waste es el término anglosajón de Residuo Cero. Consiste en reducir al máximo la basura y residuos que generamos en nuestro día a día siguiendo las 5 erres ecológicas.

Ser una persona residuo cero no es un camino de rosas, significa ir a contracorriente de la mayoría de las personas y confrontarse al modelo consumista. Sin embargo, nuestras pequeñas acciones concretas dan lugar a un jardín con las rosas más bonitas.

Las 5 R

Comienza con el cuestionamiento de tus hábitos de consumo. Reflexionar acerca de las consecuencias que tiene el producto para el medio ambiente y del impacto en las personas que están detrás, ayuda a decidir si realmente necesitamos comprarlo o no.

Una vez convencidx de que haces lo correcto, sigue por orden cronológico las 5 R.

  1. Rechazar. No aceptes lo que no necesites o a lo que no le puedas dar una continuidad: regalos promocionales, folletos publicitarios, regalos materiales, productos de un sólo uso,… Sonrisita y “no, gracias”.
  2. Reducir. Simplifica los productos que necesitas y evita los embalajes comprando a granel. Haz tu propia cosmética y cocina casero con unos pocos ingredientes.
  3. Reutilizar. Aprovecha botes, envases y telas. Repara los artículos que se deterioran en los Repair Café que lo hacen posible. Alarga la vida útil de lo que ya tienes.
  4. Reciclar. Debemos depositar los residuos en los contenedores correspondientes para que se haga lo mejor con ellos, aunque esta no es la solución ideal.
  5. Reintegrar. Sería compostar, devolver a la Tierra los residuos orgánicos que de ella provienen para que se transformen en nutrientes.

Beneficios del Residuo Cero

Sobriedad. Volver a lo esencial simplifica nuestra vida y da paso a experiencias y momentos importantes, lejos de cosas materiales que no nos aportan nada significativo.

Bienestar y salud. Los alimentos a granel suelen ser frutas y verduras por lo que llevarás una dieta más saludable. Además, al despojarte de productos químicos te sentirás mejor.

Economizar. Es obvio que si tienes una forma de consumo sencilla, vas a ahorrar mucho dinero en productos superfluos.

Encuentros sociales. Permite socializar con otras personas concienciadas con un modo de vida más sostenible y enriquecerte de sus conocimientos a la vez que aportas los tuyos.

Aprendizaje. Adquieres nuevos conocimientos al tener que buscar soluciones a productos que antes comprabas envasados y desarrollas tu creatividad.

Medio ambiente. Contribuye a reducir nuestro impacto ambiental, disminuyendo la cantidad de residuos que acaban en los vertederos e inundan los mares.

Si tu también creías como yo ser una persona limpia y te acabas de dar cuenta de que no lo eres, ¡eso es fantástico! Al principio puedes sentir cierta confusión, pero esa sensación incómoda es la que genera un cambio positivo en el individuo. ¿Empezamos el Zero Waste?

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *