Repair Café, reparar en lugar de tirar

Llega un día en el que como por arte de magia, tu aparato electrónico favorito deja de funcionar. ¿Te imaginas poder repararlo tú mismx? Eso es lo que puedes hacer gracias a la ayuda de un Repair Café. Voluntarixs como yo te acogen para tratar de solucionar juntxs el problema de tu objeto y, de paso, cuidarse y cuidar del medio ambiente.

Esa magia se denomina Obsolescencia Programada y no tiene nada de sobrenatural. Muchos aparatos están programados por los fabricantes para que al cabo de un tiempo determinado se vuelvan obsoletos y dejen de funcionar, lo que incitaría al consumidor a comprarse uno nuevo. Las impresoras y las cafeteras se llevan la palma.

Frente a esta realidad podemos caer en la trampa (tirar y comprar) sin más o plantarle valiente cara al sistema (reparar y alargar).

La Alargascencia es opuesto de la Obsolescencia Programada. Se trata de alargar la vida útil de nuestros objetos y, por ende, preservar el medio ambiente. ¿Tú también te enorgulleces de eso que llevas usando una década?

La idea del Repair Café es luchar contra el derroche y la producción de desechos en masa reparando nuestro objetos rotos, averiados o deteriorados.

Qué es un Repair Café

Un Repair Café o Café de Reparación es un evento solidario compuesto por diferentes talleres organizados por grupos de objetos. Informática, electrónica, carpintería, costura, bicicletas y relojería son los más habituales.

Su creadora, Martine Postman, lo lanzó en 2009 en Amsterdam y a día de hoy hay alrededor de 1500 Repairs Cafés en más de 33 países como Bélgica, España, Alemania, UK o EEUU. Algunos disponen de impresoras 3D con las que se puede imprimir in situ una pieza necesaria, otros reúnen a verdaderos especialistas de audio.

Aprenderás a reparar tú mismx el objeto que lleves sirviéndote del material, los útiles y la experiencia de personas voluntarias. Basado en un sistema de voluntariado, sobrevive gracias a las donaciones libres de los visitantes, que sirven para comprar material o alquilar el local.

Lo que NO es un Repair Café

Buscando vídeos en español para ti, he topado con prácticas que no son Repairs Cafés sino un greenwashing o aprovechamiento de una idea verde para el propio lucro. Un comercio de suministros que aparentemente ofrece ayuda con tus reparaciones a cambio de la promoción de sus productos tiene fines comerciales y no solidarios.

Cómo funciona un Repair Café

Se celebra generalmente una vez al mes durante media jornada. Puedes consultar aquí si hay uno en tu zona y presentarte libremente, todo el mundo es bienvenido.

Diagnóstico

En la recepción del lugar, lo primero que van a hacer es recibirte con los brazos abiertos ♡. Después, van a determinar si tu objeto es reparable y si ese día hay reparadores competentes para ello. Si a este nivel tienen dudas, van rapidamente a pedirles opinión a otros reparadores. De una manera u otra, van a tratar de ayudarte, pero hay aparatos que por su estado son irreparables. Ciertos eventos no aceptan grandes electrodomésticos y tampoco aparatos que susceptibles de crear un corto circuito, como un microondas humeado.

En ocasiones, a este nivel te dan valiosos consejos, por ejemplo que vas a necesitas cambiar una pieza o cremallera y en cuánto te hagas con ello puedes volver para que te la coloquen o cosan, etc… Así ya no esperas y vuelves otro día.

Si se puede reparar, te asignan un número para que te dirijas a un taller de reparación. Mientras esperas tu turno, puedes pasar un rato agradable tomando algo en el café y conversando con otros visitantes.

Reparación

Un vez dentro, bombo y platillos invitan a la acción. Estás en medio de personas dispuestas a mostrarte cómo reparar lo que tengas entre manos. En informática, actualiazan el software de un ordenador adormilado, en costura arreglan una sudadera juvenil, lxs que saben de electrónica se pelean con una lámpara… y tú estarás aprendiendo algo nuevo y echando una mano en lo que puedas.

No imaginas la cantidad de productos que se pueden reparar. A mi me han pedido ayuda con calcetines, abrigo, cortinas, pantalone, pijama, jersey, camiseta, banda de la tuna universitaria, mochila. A mis compañeros, reloj, impresora, pantalla, maquinilla de afeitar, cafetera, licuadora, aspirador, batidora, bicicleta, incluso una fresadora.

El proceso se termina una vez arreglado el objeto, pero la acción perdura en el tiempo. Tú te vas contentx, aprendiste algo nuevo y eso que un día se paró vuelve a funcionar. Los voluntarios se realizan personalmente ayudándote y, entre todos, habremos cuidadado de la naturaleza evitando una basura más.

Según mi experiencia como voluntaria en costura, el ambiente que se crea es estupendo. Suele haber personas encargadas de preocuparse que todo se pase bien, ofrecerte algo caliente y un tentenpié. Cualquier ayuda y aportación es bienvenida siempre que se haga desde el corazón.

Más allá de reparar esa cafetera que dejó de deleitarnos con su aroma, un abrigo descosido, un reloj que paró el tiempo…es una actividad de cohesión social.

Si no hay un Repair Café en tu zona existen otras organizaciones involucradas en la reparación como lo son el comercio independiente, las agrupaciones de compra o iniciativas sociales ciudadanas. También puedes pensar en esx vecinx manitas, no olvides agradecérselo como se merece.

¿Conocías los Repair Café? ¿Has estado en alguno? ¿Te gustaría probar?

Comparte:

2 comentarios en “Repair Café, reparar en lugar de tirar

  1. Pili

    Estabamos con cara de circustancia,pero estuvo bien ver como hay personas que ayudan desinteresadamente en cosas que se le puede alargar la vida.

    Responder
    1. filomenaproject Autor

      Efectivamente, en la foto se ve claramente que estabais alucinando. Estamos tan acostumbrados al business que cuesta creer que una iniciativa solidaria exista en paralelo. Recuerdo que el coordinador trató hablaros en español, ¡siempre seréis bien acojidos en un Repair Café!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *