Huella de Carbono, tu efecto colateral

Es muy probable que hayas escuchado hablar de la huella de carbono, la economía circular, la COP25, el desarrollo sostenible, el cambio climático, el zero waste, los lunes SIN carne…pero, ¿te has parado realmente a reflexionar acerca de tu efecto colateral sobre el medio ambiente?

Para empezar, vamos a familiarizarnos con los conceptos básicos.

Definición de huella de carbono

Impacto ambiental. Efecto producido sobre el medio ambiente en consecuencia de las actividades humanas y de las catástrofes naturales. Por ejemplo: el derrame de productos químicos por el desagüe degrada la flora y la fauna.

Huella de carbono. Cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos a la atmósfera, fruto de nuestras actividades de la vida diaria, del funcionamiento de las empresas y de la fabricación de productos.

Las emisiones directas son las que producimos directamente, como al desplazarnos en coche. Por otro lado, las indirectas son las emisiones en las que interfiere un agente externo. Como los gases de las centrales de energía provocados por la electricidad que consumimos, es decir, no las producimos nosotros in situ sino que suceden en las centrales eléctricas.

Dióxido de carbono (CO2). Gas incoloro de efecto invernadero que, a pesar de ser esencial para la vida, provoca un calentamiento acelerado y global de la Tierra. En las ciudades y en el interior de nuestras casas se dan los niveles más altos.

Efecto colateral. En este caso, es la consecuencia desfavorable y generalmente, no reversible en el tiempo, de las acciones de las personas sobre el medio ambiente.

A menor huella de carbono, menor impacto ambiental. A mayor huella, mayor impacto

Mi conocimiento sobre la huella de carbono era mínimo hasta que trabajé sobre ello con la ayuda de Homegrade, un centro de consejo y acompañamiento sobre la vivienda. Analizamos factor a factor (ventilación, electricidad, calefacción, consumo de agua) y calculamos cuál era el impacto ambiental de mi alojamiento. Reflexionamos sobre qué estaba en mis manos para reducir mi huella de carbono. Finalmente, pude cambiar mis hábitos de consumo de energía y mejorar la calidad de vida en mi casa.

Cómo calcular tu huella de carbono

Tu también puedes empezar a reflexionar sobre cuál es tu propio impacto ambiental. Una forma rápida es calculando tu huella de carbono. Se puede hacer a mano, a través de una fórmula de cálculo como lo hice yo, o utilizando la siguiente herramienta web.

Footprint Calculator

*Día de Sobregiro de la Tierra: fecha en la que la demanda de recursos naturales excede lo que los ecosistemas del planeta pueden renovar en el periodo de un año.
Día de Sobregiro personal: día de sobregiro de la Tierra si todos vivieran con el mismo impacto que tú produces.
**En la pregunta acerca del tipo de vivienda, “departamento de varios pisos” quiere decir “piso en edificio”. Es una discrepancia de traducción al español.

Esta calculadora de huella de carbono es práctica, sencilla y muy visual. Te ayuda a analizar cómo es tu forma de vida: si utilizas mucha electricidad, cómo viajas o qué tipo de alimentos consumes.

En unos pocos pasos tendrás una idea de qué cantidad de CO2 emites y qué ámbitos de tu vida generan mayor impacto (transporte, alimentación, vivienda…). Algo curioso es que te indica cuántas Tierras necesitaría la naturaleza para sobrevivir si todos viviéramos como tú.

Aquí puedes ver mis resultados. Mi huella de carbono es de 4.6 toneladas de CO2 al año y se necesitarían 1.7 Tierras si todos vivierais como yo. O sea, vivo por encima de los límites de la naturaleza.

Si al acabar el test y percatarte de tu gran efecto colateral sobre el entorno te quedas con una sensación incómoda, ¡eso es bueno!. Se suele necesitar un cierto grado de malestar para generar un cambio positivo. Al principio puedes estar un poco confusx, pero con el tiempo estarás pensando en qué vas a hacer para mejorar.

Podemos hacer mucho para cuidar nuestro Planeta: las organizaciones, crear planes de responsabilidad social y sostenibilidad; nosotras las personas, bajar un grado la calefacción, andar en bicicleta, cerrar el grifo cuando nos cepillamos los dientes, , alargar la vida útil de lo que ya tenemos

¿Conocías la calculadora de huella de carbono? ¿Te ha servido para reflexionar? Cuéntamelo en comentarios.


Para profundizar sobre la temática: 


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *