Minimalismo – valores de Filomena Project

Los astros se alinearon cuando la gran casa que me vió crecer empezaba una importante reforma. Además, a la vez, me iba a vivir lejos y en un pequeño apartamento. Manos a la obra, embalé todo lo que había acumulado durante años (ropa, libros, muebles) y seleccioné lo que equivale al espacio de una mochila a cuestas. Me encontré viviendo feliz, a kilómetros de casa, sin mis enseres personales y me percaté de que no los necesitaba.

Así empezó mi vida minimalista y uno de los tres valores que definen Filomena Project: armonía, sostenibilidad y minimalismo.

Lo primero que se nos viene a la cabeza es una isla lejana, desierta y un taparabos que asoma travieso, pero dejando las películas a un lado, vamos a profundizar en lo que realmente es el minimalismo.

Definición de minimalismo

Según la RAE:

1 m. Corriente artística contemporánea que juega con elementos limitados.
2 M. Tendencia estética e intelectual que busca la expresión de lo esencial eliminando lo superfluo.

Esto se refiere básicamente al minimalismo estético: espacios blancos, vacíos y ordenados dando la sensación de belleza. Está en auge en nuestra época, pero reducir la forma de vida minimalista a esta moda momentánea no le hace justicia. Crear un entorno libre de cosas superfluas puede ser una consecuencia del proceso minimalista, pero es sólo una parte.

Filosofía minimalista

Se trata de vivir con lo mínimo deshaciéndonos de todo eso que en realidad no necesitamos, una vida sencilla

¡No empieces a tirarlo todo por la ventana! El proceso de minimizar comienza por el cuestionamiento: ¿realmente lo necesito? Fin del proceso, es la pregunta indispensable que te acompañará todo el tiempo. Reflexiona acerca de tus verdaderas necesidades, únicas y diferentes a las de lxs demás. Tenlas en cuenta a la hora de adquirir un nuevo producto. En vez de consumir por impulso, trata de consumir consciente e intencionadamente.

Con la observación de tus necesidades reales, el cuestionamiento de tu forma de consumir y la experimentación de esta otra manera de vivir, posiblemente al final descubras qué es lo realmente importante para tí y será eso mismo lo que te haga feliz.

El minimalismo supone también un impacto más allá de nosotrxs mismxs, la búsqueda del cambio social. Planta cara al modelo consumista que tanto contamina nuestro bonito Planeta, desperdicia recursos y daño hace a la sociedad, a la vez que defiende una vida con menos para vivir mejor.

¿Por qué vivir con menos es más?

Las posesiones nos hacen dependientes y limitan nuestra libertad

Al no tener una casa en posesión, podemos elegir dónde vivir, hoy aquí y mañana allá. Si vas ligerx de equipaje, ¡saltas y corres!. Si nos acostumbramos a depender de un objeto para cada actividad, el día que nos falte, no sabremos arreglárnoslas sin él. Mi abuela se las apaña con un cuchillo para todo, a mi si no me das un pelador, un cutter y unas tijeras ya no sé.

Tempus fugit

El tiempo invertido en elegir el qué, qué modelo y dónde lo vamos a comprar, el desplazamiento, la búsqueda…El tiempo de cuidado y limpieza de las posesiones…Dejaría paso a invertir el momento en experiencias y en los que importan. Además, aligerar el baúl, te permite reconectarte con tu esencia desnuda y vivir la vida elegida.

El SER frente al TENER

Me cuesta comprender por qué nos brillan los ojos ante un coche galáctico y cuándo alguien nos abre amablemente la puerta ni nos damos cuenta. ¿En qué momento hemos antepuesto lo material a lo esencial? El minimalismo aprecia a las personas por lo que son y no por lo que poseen.

Minimalism

Uno de mis documentales favoritos sobre esta temática es Minimalism, a documentary about the important things de Joshua Fields Millburn y Ryan Nicodemus. Refleja muy bien que no vamos a ser felices consumiendo más. Puedes verlo completo subtitulado en español aquí.

Compras eso por lo que estabas tan obsesionadx pero la nueva versión sale al mercado y el que tienes rápidamente se convierte en fuente de insatisfacción – Minimalism documentary

Filomena Project vive con lo esencial. Elige un número reducido de ingredientes para preparar una gran variedad de productos y recetas. Viste ropa básica, multiestacional y adaptable a cada ocasión. Aplica la filosofía minimalista a todas las facetas de la vida.

¡Menos es más!

Y tú, ¿cómo vives? ¿Qué opinas sobre el minimalismo? ¡Te leo en comentarios!


Me gustaría aclarar que no divulgo la pobreza como forma de vida plena. No hay nada que me ponga más triste que las necesidades básicas sin satisfacer. Tampoco etiquetar el minimalismo de tacañería, el minimalista decide conscientemente en qué gastar su dinero. Se trata aquí de la decisión personal de vivir con menos.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *