Cómo fabricar un limpiador multiusos: aSilimpiada

Una buena forma de desintoxicar tu casa de agentes químicos es fabricando tus propios productos. En papel parece todo muy bonito, pero la realidad es que no todas las recetas funcionan. El mejor consejo que te puedo dar es: experimenta tú mismx. Ponte la bata de laboratorio y coje la pipeta, las burbujas van a comenzar…

No intentes hacer todo de una sola vez, empieza por algo sencillo y cuando tengas más práctica lánzate con productos complejos. Voy a contarte cómo fabricar tu propio limpiador multiusos aSilimpiaba, el que deja reluciente cristales, baño, cocina, coche, ordenador…

A pesar de que los productos de limpieza sean naturales y hechos en casa, deben mantenerse fuera del alcance de los niños. Ingeridos en grandes cantidades pueden ser tóxicos. Además, nunca mezcles los productos químicos con los productos naturales y, como siempre, lea las instrucciones o consulte a un experto.

Pasos para fabricar tus productos de limpieza

1 Constituir una droguería

Una droguería es una reserva de productos indispensables de higiene personal y de limpieza, así como de ciertos útiles. Como algunos de estos ingredientes sirven tanto para hacer cosméticos como para limpiar, se pueden guardar juntos. Encontrarás tus indispensables en las tiendas de barrio, herbolarios, internet, droguerías y mismo en ferreterías. 

Mis indispensables son: bicarbonato de sodio, vinagre blanco, jabón de Marseille, gel de Aloe Vera, cera de soja o abeja, glicerina vegetal, arcilla blanca, vinagre de sidra, hidrolatos o aceites esenciales y aceites vegetales.

Para fabricar aSilimpiaba solo necesitas:

Vinagre blanco de alcohol o ácido acético. Fabricado por acetificación  de alcohol de maíz o remolacha, es 100% natural, biodegradable y no es tóxico para el medio ambiente. Se puede utilizar sólo o diluido en agua. Si se calienta, su eficacia aumenta.

Es un aliado preciado de la limpieza de la casa. Descalcificar y prevenir la cal son sus dos superpoderes. Limpia suelos y ventanas. Antical de planchas y cafeteras. Desengrasa todo tipo de superficies. Desinfecta la casa. Evita que la ropa pierda su brillo, la blanquea y de paso limpia la lavadora. 

Agua. Es una base para un ácido, así que se vierte primero el agua y luego el ácido. 

Piel de cítricos, hojas de menta o aceite esencial (lavanda, limón)

Los aceites esenciales son extractos de plantas obtenidos normalmente por destilación al vapor o con presión a frío. Usados para los productos de limpieza, tienen propiedades antibacterianas y desodorantes.

Debes usarlos con precaución, hay que conocerlos bien. Muchos están excluídos para niños y mujeres embarazadas. Algunos son irritantes para la piel y los ojos.

2 Hacerse con recipientes y útiles

Cuando nos lanzamos a reducir nuestros desechos y plásticos, una de las prácticas a evitar es querer tirarlo todo y empezar de cero. Puedes guardar los envases de los productos que gastaste para reutilizarlos.

Frasco o pulverizador. Yo uso uno que guardé hace años de mi último limpiacristales industrial.

Trapo: los trozos de tela y viejos trapos pueden reemplazar el papel de cocina de usa y tirar o las bayetas de fibra sintética derivada del petróleo.

Papel de periódico. En mi casa siempre se han limpiado los cristales, espejos y el vidrio con papel de periódico. No dejan marcas y secan de maravilla.

3 Fabricar el producto

Una vez adquiridos los indispensables y con el recipiente a mano, fabricamos el aSilimpiaba en 5 minutos.

Para 1L de aguay mezclas ½L de vinagre blanco. Si el olor del vinagre te parece fuerte, puedes añadir unas gotitas de aceite esencial del aroma que más te agrade. Añades 20 gotas para 1L de agua.

A mi no me gusta utilizar los aceites esenciales en productos de limpieza porque son ingredientes tan nobles y delicados que me parece un desperdicio. Yo utilizo las pieles de los limones con los que preparo mi zumo mañanero. Simplemente se dejan macerar en el vinagre durante una semana para perfumarlo.

Por último, anota el nombre del producto sobre el envase para identificarlo y evitar confusiones. 

Y ahora sí, ¡flish flish! asi limpiaba asi asi…

Estos pasos son extrapolables a cualquier otro producto que vayas a fabricar.

Fabricar tus propios productos tiene muchas ventajas: utilizar el mismo ingrediente en diferentes recetas, ahorrar dinero, ganar espacio en casa al tener menos botes, reducir tu huella de carbono y, sobre todo, tu salud te lo agradecerá.

Gracias por confiar en aSilimpiaba

¿Conocías esta receta? Quizás tengas alternativas y quieras compartirlas en comentarios aquí abajo.

Comparte:

2 comentarios en “Cómo fabricar un limpiador multiusos: aSilimpiada

    1. filomenaproject Autor

      (Este comentario corresponde a la entrada Cómo estrechar una sudadera)
      Verdad Ángeles? Además es algo que se puede aplicar con otras prendas. Estas navidades mi hermana me regaló un vestido suyo que ya no le venía y a mi me quedaba grande, simplemente lo estreché y ahora voy tan bonita. También lo hago con camisetas, jerseys y pantalones… Ya me contarás si te animas a hacerlo! Un saludo

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *