Adiós al usar y tirar. Parte I

Si el jueves pasado te hablé del Repair Café como forma de aprender a reparar tus objetos en lugar de tirarlos, hoy te cuento cómo decir adíos a los productos de usar y tirar. El secreto es reemplazar eso que tiras a la basura o al reciclaje con frecuencia por otros de larga duración. Cada vez existen más alternativas ecológicas a los productos de un sólo uso.

El camino hacia un estilo de vida sostenible no es fácil. En una sala de espera que se alargó más de la cuenta, me entró sed. Había olvidado mi botella reutilizable en el trabajo pero albisqué una fuente de agua potable. ¡Oh no! Una pila enorme de vasos de plástico colgaba de un lateral… ¡El plástico ni pensarlo! imposible beber a morro… Recordé que llevaba un tupper tipo plato en la mochila y me vi bebiendo del mismo. Yo cumplí con mi cometido eco y los que allí miraban se fueron a casa con la anécdota de la chica ‘rara’ de la fuente ☺️

A continuación te listo algunas de las alternativas más fáciles de incluir en tu via cotidiana.

Alternativas reutilizables

Bolsas de tela

Este es uno de los hábitos más adoptados por nuestra sociedad, no por conciencia ecológica sino porque las bolsas de plástico de las tiendas tienen un precio. Las más grandes las reservo para transportar la compra y las más pequeñas para las frutas, verduras y frutos secos a granel. También las uso de mochila/bolso. Son resistentes, duraderas y de algodón. Para limpiarlas se meten en la lavadora a baja temperatura o agua fría para que no encojan.

Botella reutilizable

Es la alternativa perfecta a las botellas de plástico de un sólo uso. No cuesta nada llevar consigo una botella reutilizable para rellenarla de agua o de nuestra bebida preferida. En casa, uso botellas grandes de cristal recicladas de las de zumo de manzana belga. Para llevar, utilizo esta cantimplora de acero inoxidable. La boquilla es práctica para beber al desplazarte en bicicleta y para los niños. Existen diferentes opciones de tamaño, boquillas y materiales: aluminio, vidrio, inox, plástico (aunque este último no te lo recomiendo).

Oriculi

Legó el momento de desvelar la incógnita que lancé por Instagram a principios de año, este palito sospechoso es un inofensivo bastoncillo de oídos durable. Ojo, sirve para limpiar la oreja, no el canal auditivo. El oriculi no es imprescindible, yo casi no lo uso, pero en casa fue una buena opción a los bastoncillos de plástico y algodón de usar y tirar. Este es de bambú ecológico, también los hay de metal y de silicona médica.

Servilleta de tela

¿A ti también te da coraje utilizar una servilleta de papel y que te sobre la mitad? Cuando le pedí estas rojas a mi querida abuela Lola se le iluminó la cara, consternada pensaba que ya nadie iba a usar las reliquias que con tanto tino guardaba. Como eran de gran tamaño las corté y cosí más pequeñas para lavarlas a menudo, que por cierto se echan a la lavadora y listo. Las servilletas de toda la vida son la apuesta más práctica para reducir el consumo de papel en tu día a día.

Pajitas reutilizables

Recuerdo que de pequeña teníamos una pajita rosa de vidrio en casa por la que mi hermana y yo nos peleábamos ♡. Luego llegaron las de plástico y se acabó la guerra, pajitas a tutiplén. Otra guerra bastante más grave comenzaba en los océanos. Se puede imprescindir de ellas directamente o elegirlas según el material: pasta (como un macarrón largo), comestibles, de bambú, de vidrio y de acero inoxidable. Las he probado todas y me decanto por estas de acero inoxidable. Se limpian con un cepillito y en el lavavajillas.

Compresas de tela

Sólo para mujeres, aunque si eres hombre, también te vendrá bien leer sobre feminidad. Se trata de la alternativa durable a las compresas y salvaslips de papel que usamos todos los meses. Hace años que uso la copa menstrual, las compresas y salvaslips de tela y la braga menstrual y ya no quiero volver atrás. Se lavan en la lavadora a máximo 30° con jabón suave.

Vaso reutilizable

En los festivales y mercados lo que suelen dar son vasos de plástico reutilizables, una buena alternativa para dejar de usar vasos de un sólo uso. Una idea es que lleves tu propio vaso, éste es de acero inoxidable. Intenta guardar el vaso que utilices durante el mayor tiempo posible.

Bee’s wrap

El envoltorio de cera de abeja nace como respuesta a la pregunta de si es posible envolver los alimentos sin plástico y sin generar residuos. Se trata de una alternativa durable al papel film y al papel de aluminio con el que puedes envolver y cubrir todo tipo de alimentos, excepto comidas calientes y carnes. Los hay de diferentes tamaños y son muy bonitiños. Si decides hacerlos tú mismx es una buena manera de transformar tu ropa vieja y en vez de cera de abeja puedes usar cera de soja.

Te aconsejo que no te dejes llevar por la oferta del mercado. Analiza tus verdaderas necesidades y harás elecciones conscientes. Si nunca has usado los bastoncillos no hace falta que ahora compres un oriculi por ejemplo.

Antes de nada, haz un recuento rápido de lo que ya tienes en casa y piensa si podrías vivir sin algúno de esos productos (¿necesito un oriculi?). Luego, de lo que es imprescindible para ti, qué es lo que te gustaría cambiar (el papel de aluminio).

Importa menos por donde empieces que qué empieces cuanto antes a cambiar algo.

Si quieres saber algo más sobre estos productos no dudes en preguntarme. ¡Te leo en comentarios!

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *